Momento de reflexión: una pausa y ya volvemos

Han pasado algunos años desde que, después del terremoto del 2010, naciera un blog llamado El Pilín y 4 años y medio desde que nos convirtiéramos en un diario digital.

Mucha agua ha corrido bajo este puente, a veces dulce, a veces amarga, a veces tranquila y muchas veces tumultuosa, pero nunca ha dejado de correr y siempre ha engrosado su caudal.

Han sido años de mucho esfuerzo, de mucha dedicación del equipo que comanda esta aventura, años de sacrificar horas de nuestro tiempo libre, de meterse las manos al bolsillo para poder mantener este Pilín al aire, sin apoyo permanente, sin publicidad, porque nos han cerrado las puertas o porque nos han querido comprar por unas pocas lucas y a pesar de todo, hemos crecido, hemos marcado pautas no menores, hemos aparecido entre los medios digitales relevantes de Chile y eso ha sido gracias al equipo directivo, al maravilloso grupo de gente que nos manda sus escritos ya sea de manera regular o esporádica, pero por sobre todo, por la tremenda respuesta de nuestros lectores, con sus palabras de aliento, sus buenas vibras y con sus críticas certeras que nos han permitido ir ajustando rumbos y caminos.

Y hoy hemos llegado a una etapa compleja. El crecimiento que tuvimos nos puso en una disyuntiva muy extraña.

Debemos cambiar nuestro modelo de funcionamiento, pero por sobre todas las consideraciones, debemos encontrar un modelo de financiamiento que nos permita seguir creciendo, seguir marcando pautas sin perder nuestra independencia. Y al calor de la diaria batalla por mantenernos al aire no somos capaces de reflexionar en calma, ya que todos trabajamos para (sobre)vivir y hacer vivir a El Pilín y es, créannos, extenuante.

Hoy, después de varias conversaciones, hemos decidido tomar un pequeño respiro y dedicarnos a la reflexión, a pensar el modelo de diario que queremos y el modelo de negocios que nos permitirá mantenernos activos y altivos.

Agradecemos profundamente a toda la gente que nos apoyó con la campaña financiera, ya que eso nos permitió mantenernos un tiempo, pero necesitamos montos a largo plazo y permanentes.

No nos interesa ganar plata, para eso tenemos nuestros trabajos, pero sí conseguir los montos necesarios para que el diario se autosustente y que la gratuidad de ustedes no sea la debilidad de nuestros bolsillos.

El Pilín seguirá funcionando en este período en modo automático; los artículos que lleguen se subirán y se avisarán por las redes sociales como lo hemos hecho hasta ahora, pero con intensidad disminuida, casi como en estado de hibernación.

Les pedimos comprensión, pero también ideas. La ayuda de ustedes es fundamental para volver renovados, con ideas claras y lucas suficientes.

Confiamos que en un lapso muy breve estaremos de vuelta con muchas ideas y secciones nuevas para deleite de muchos y rabias y malos ratos de otros, porque esa es nuestra esencia.

Como nos dijo un parlamentario una vez: “Ustedes son chicos, pero se hacen notar como un furúnculo en el culo”.

Hasta dentro de muy poco, y no se olviden: ¡El Pilín erguido jamás será vencido!

Equipo de El Pilín

2 thoughts on “Momento de reflexión: una pausa y ya volvemos

  • 31/08/2016 at 10:16 pm
    Permalink

    Mi Madre siempre decía, “parar, sólo para tomar impulso y ¡seguir adelante!”, No me cabe duda que así será! Vamos Piliner@s de ❤️️ Corazón!!

    Reply

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *


*